Dentición del bebé: ¿Cómo aliviar las molestias?

Dentición del bebé: ¿Cómo aliviar las molestias?

Al comenzar la dentición alrededor de los 6 meses, el niño está dolorido, irritable, por lo tanto, es importante aprender a aliviar las encías y cuidar los nuevos dientes del bebé.

Aunque el momento varía, con frecuencia la dentición comienza alrededor de los 6 meses. Los primeros en aparecer son los dos dientes delanteros inferiores (incisivos centrales inferiores), seguido de los dientes delanteros superiores, (incisivos centrales superiores).

Signos y síntomas al comenzar la dentición

  • Babeo excesivo
  • Morder objetos
  • Irritabilidad
  • Sensibilidad y dolor en las encías
  • Aumento de temperatura, pero sin fiebre
  • Falta de apetito
  • Problemas para dormir

Las molestias aumentan en los meses de verano porque el frío retrae la encía, y el calor la dilata.
Tienes que tener en cuenta que el bebé se siente molesto, pero; es posible aliviar las molestias de la dentición con algunos sencillos consejos para el bebé que está cortando los primeros dientes.

¿Cómo aliviar las encías doloridas?

Frotar o masajear las encías del bebé

Utiliza un dedo limpio o una gasa húmeda para frotar las encías de tu bebé. La presión alivia la sensación de dolor. También puedes utilizar un cepillo dental de silicona específico para este tema.

Juguetes para morder

Juguetes de plástico o de goma son excelentes para aliviar el dolor de las encías. Existen en el mercado los mordedores infantiles.

Los anatómicos de caucho que se utilizan como mordedor normal para que el bebé haga presión en las encías al morderlo, también los que se rellenan de agua y se ponen en la nevera. No debes ponerlos en el congelador. Estos accesorios se enfrían y reducen la inflamación aliviando el dolor.

Mantener las encías frías

Una cuchara fría, o toallitas mojadas enrolladas y congeladas con un nudo en la punta para facilitar el mordisqueo. Evita el uso de anillos congelados que sean muy sólidos, porque pueden lastimar la boca del bebé.

Medicamento de venta libre

Si el bebé está muy irritable considera la posibilidad de darle analgésicos de venta libre para bebés como el paracetamol, ibuprofeno, tylenol, entre otros.

Remedios naturales

Puedes recurrir para aliviar las molestias a remedios naturales como la manzanilla que puede calmar la irritación y tranquilizarlo. Extracto de vainilla para aliviar el dolor de las encías y el jengibre que posee propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Tratamientos que debes evitar durante la dentición

Remedios de venta libre: como pastillas homeopáticas para la dentición. Los geles tópicos y las pastillas para la dentición, aún no han sido demostrados sus beneficios.

En los últimos años análisis de laboratorio de algunos remedios homeopáticos, detectaron cantidades mayores de las permitidas de belladona. Ingrediente que puede causar convulsiones y dificultades respiratorias.

Medicamentos para la dentición: que contienen benzocaína o lidocaína. Esos analgésicos pueden ser muy perjudiciales para tu bebé.

Collares o pulseras para la dentición: que suponen un riesgo de atragantamiento, estrangulación o lesiones bucales.

Recuerda que muchas veces la mejor medicina son los abrazos de mamá. Tómate un tiempo para sentarte con tu bebé, coloca música relajante, mécelo. Lo ayudará a tranquilizarse y a tener un buen descanso.

Si tienes alguna duda o el niño sigue color, lo mejor es consultar con el pediatra del bebé para que te pueda recomendar algún otro tipo de medicamento.

¿Cómo cuidar los nuevos dientes del bebé?

Es indispensable pasar un paño suave y limpio por las encías del bebé veces al día.
Esto debes hacerlo después de la comida de la mañana y antes de acostarlo en la noche. De esa manera evitas que se acumulen restos de comida y bacterias en la boca del bebé.

Cuando tenga los primeros dientes, utiliza un cepillo de dientes pequeño, de cerdas suaves, para lavarle los dientes dos veces al día.

La cantidad recomendada de pasta dental con flúor es del tamaño de un grano de arroz. Cuando el niño se acerca a los 2 o 3 años, comienza a utilizar una cantidad de pasta dental como el tamaño de un guisante.

Luego es momento de pensar en controles dentales regulares, y lo recomendable por los expertos en pediatría es programar la primera visita al dentista en su primer cumpleaños o cerca de esa fecha.

Es importante que le enseñes en la infancia, además de darle el ejemplo y mostrarle el lavado de dientes diario. Recuerda que es muy importante el cuidado dental infantil habitual, ya que lo ayudas a sentar las bases para tener las encías y los dientes sanos durante toda su vida.
Dientes sanos es sinónimo de buena salud.